La Guardia Civil y la Policía Local de Cehegín han detenido a dos personas por cometer más de 80 robos en el cementerio municipal de Cehegín (Murcia).

Los detenidos arrancaban piezas metálicas de bronce y cobre para su venta posterior. El valor total de los objetos sustraídos asciendea 50.000 euros. La investigación se inició el pasado mes de septiembre, cuando varios vecinos del municipio ceheginero denunciaron ante la Guardia Civil el robo de piezas de ornamentación de los nichos familiares ubicados en el campo santo del municipio murciano.

Al menos 80 de los sepulcros presentaban desperfectos y ausencia de jarrones metálicos, búcaros, cruces de cristo y otras figuras religiosas de cobre, bronce y latón. Desde ese momento, la Guardia Civil y la Policía Local de Cehegín iniciaron operación ‘Catacumba’ dirigiendo la investigación, por un lado, a localizar las piezas robadas y; por otro, a identificar y detener a los autores. Mientras que en el lugar del hecho, se establecían las correspondientes vigilancias en prevención de nuevos intentos de robo.

Después de realizar las correspondientes inspecciones técnico oculares en los escenarios delictivos y, recabada información precisa sobre los objetos sustraídos, los investigadores se han centrado en la inspección de centros de reciclaje de productos metálicos.

En menos de una semana, los agentes han chequeado establecimientos de compra-venta de metales, chatarrerías y desguaces de varios, recuperando en uno de ellos la mayoría de los objetos robados.

Al hilo de estos hallazgos, la Guardia Civil y la Policía Local de Cehegín han centrado la investigación en dos individuos, vecinos del municipio con antecedentes por delitos de robo, que se perfilaban como los principales sospechosos de los robos.

De esta forma y gracias a la colaboración ciudadana, pudieron ser identificados, localizados y detenidos como presuntos autores de los delitos investigados.

Se trata de dos hombres de 33 y 39 años, a los que se atribuye la presunta autoría de 80 delitos de robo con fuerza y daños, valorados en cerca de 50.000 euros. Si bien se han podido recuperar un parte de las piezas robadas, lainvestigación continúa abierta para tratar de recuperar el resto